La Legislatura declaró la emergencia sanitaria por 12 meses y Salud podrá reorganizar el personal

La Cámara de Diputados le dio sanción final a la ley de emergencia sanitaria, una de las normas del paquete de leyes que envió a principios de año el gobernador Alfredo Cornejo, junto al ministro de Salud, Rodolfo Montero. De esta forma, logró el aval para la gestión administrativa y financiera suficientes para afrontar la situación macroeconómica.
 
La votación fue por mayoría. El partido Verde acompañó al gobierno a excepción del artículo 2. Mientras que La Unión Mendocina se abstuvo y el bloque del PJ votó en contra.
 
“A estos fines, el Ministerio de Salud y Deportes podrá disponer mediante Resolución Ministerial, que los agentes públicos dependientes del mentado ministerio y sus entes descentralizados presten servicios en distintas dependencias de aquellas a las cuales pertenecen, cuando existan necesidades propias del servicio o razones administrativas, funcionales o técnicas, debidamente fundadas y con observancia de lo establecido en el último párrafo del artículo 47 del Decreto Ley 560/73”, señala el articulado.
 
Entre las consideraciones las previsiones previstas en esta Ley, serán aplicables a las personas que revistan en planta permanente, transitoria, contratos temporarios, locaciones de servicios y toda otra vinculación jurídica de prestación de servicios de carácter laboral y/o personal del Ministerio de Salud y Deportes y Obra Social de Empleados Públicos (OSEP).
 
Por otra parte, se autoriza a la Cartera sanitaria, por el término establecido en esta Ley, “a contratar en forma directa, hasta al importe resultante de ochenta veces el Salario Mínimo Vital y Móvil (S.M.V.M.), para la compra de bienes corrientes y de capital de acuerdo a lo que establezca la reglamentación. Esta autorización comprende la adquisición mediante compra directa de insumos de origen extranjero a través de su importación.
 
En la fundamentación, se afirma en este sentido que esta situación influye con “doble impacto específico en el sistema de salud. En primer término, por las dificultades concretas para abastecerse de los insumos imprescindibles para atender al propio sistema, debido a la variabilidad de costos, y en segundo lugar por la falta de profesionales de salud en servicios críticos y de alta complejidad”.
 
“La inmediatez que exige la prestación de los servicios de salud – agrega el texto -, requiere celeridad en la toma de decisiones, una gestión de recursos humanos que facilite la movilidad entre efectores o servicios, la optimización de recursos mediante la adquisición de insumos en forma rápida evitando mayores costos derivados de la inflación, entre otros aspectos”.
 
El debate de la Ley de Emergencia en Salud
La diputada Elisabeth Crescitelli (UCR), afirmó que el proyecto se refiere a la situación que sufre nuestro país con las variables macroeconómicas, que el Ministerio de Salud “no puede modificar ciertas variables como han sido la fuertísima inflación interanual y el aumento de precios que han sufrido los insumos. El sistema sanitario ha sido el más castigado por esta crisis, ya que además, como se extiende a otros financiadores, esto ha hecho que se migre y que aumente la demanda de manera sostenida en los establecimientos públicos de salud”.
 
Además hizo mención a los artículos que se refieren al recurso humano. La legisladora afirmó que la falta de horas en cuanto al personal en guardias y servicios críticos del hospital Notti y otros efectores, hacen “necesario y de vital importancia el reordenamiento administrativo, y que se puedan manejar las herramientas de gestión para cubrir las prestaciones a las que tienen derecho los mendocinos”.
 
Por otro lado ponderó que la iniciativa busca “exceptuar de las incompatibilidades de las 55 horas para poder atender las diferentes demandas de los distintos servicios y realizar modificaciones presupuestarias de rutina, para acortar los tiempos, para llegar de manera eficaz a dar servicio sanitario. Son herramientas para brindar un servicio más eficaz, más eficiente, más equitativo”.
 
Mauro Giambastiani (PV), expresó por su parte que “creemos que toda herramienta que sea necesaria para mejorar el servicio de salud pública, y que el Poder Ejecutivo necesite para hacer las modificaciones que se vienen tratando en este recinto, no podemos estar poniéndoles palos en la rueda”.
 
Desde el PJ, el diputado Germán Gómez indicó que “creo que es bueno el reconocimiento que hace el oficialismo de la situación económica. Es bueno ser sincero”, aunque cuestionó la declaración de emergencia.
 
En ese sentido, dijo que “se aprovecha un poco la situación económica para declarar esta emergencia y obviar los caminos habituales a la hora de hacer una compra. Las compras directas generan una herramienta muy difícil de controlar”, y cerró al mencionar que “no existen razones del por qué quieren la emergencia. Vamos a votar negativo en general y en particular”.
 
Fuente: Diario UNO

Quizás pueda interesarte

Día Internacional del Sushi

Día Internacional del Sushi

Aunque es un plato que ingresó a nuestro país hace poco tiempo, el mismo es milenario en el mundo y tiene diversas formas de prepararlo con muchos...