Libertadores: Boca recibe a Palmeiras por la ida de las Semifinales

Se terminaron los ensayos y llegó la hora de la verdad. En la semana más desafiante en lo que va del año, Boca recibe a Palmeiras en la Bombonera por la semifinal de ida de la Copa Libertadores. Será desde las 21:30, con transmisión de Fox Sports / Star + y arbitraje del colombiano Wilmar Roldán.

Ayer, Jorge Almirón probó una formación diferente a la del martes y aún quedan dudas sobre el equipo que pondrá esta noche.

Los once que entrenaron para los titulares ayer fueron: Sergio Romero; Luis Advíncula, Nicolás Figal, Marcos Rojo, Frank Fabra; Pol Fernández, Equi Fernández, Cristian Medina, Valentín Barco; Miguel Merentiel y Edinson Cavani.

Respecto a lo que había probado el día anterior, el técnico retrasó a Advíncula al lateral derecho en lugar de Lucas Blondel, incluyó a Valentín Barco y optó por el “doble 9” con Merentiel por Lucas Janson.

Almirón ya juntó a los dos delanteros uruguayos en la vuelta de octavos de final con Nacional de Montevideo, que terminó 2 a 2 y se definió por penales.

El equipo que paró en la práctica de ayer es el mismo de aquella noche con Equi Fernández por Alan Varela, que ya no está. Además del cambio de nombres también sería una modificación en el esquema que pasaría de un 4-3-3 a un 4-4-2.

Es algo que el DT ya había adelantado como posibilidad al decir: “Habrá que ver con qué esquema jugamos. Ellos lo hacen siempre con cuatro en el medio”.

De esta manera, Blondel y Janson estuvieron en el once del martes pero no en el de ayer. Los que tienen un número puesto son Romero, Advíncula, Figal, Rojo, Fabra, Pol Fernández, Equi Fernández, Medina y Cavani.

Los dos dudas, de acuerdo a los diferentes ensayos, serían Merentiel o Blondel (con Advíncula de 4 o de extremo) y Barco o Janson.

En una Bombonera repleta que agotó sus entradas en 45 minutos, este será el último partido de local de Boca en la Copa ya que si pasa a la final, la definición se juega en un único encuentro a disputarse el 4 de noviembre en el Maracaná.

El Xeneize tiene un historial favorable contra los brasileros por Libertadores. El equipo argentino ganó dos al igual que el Verdao y empataron 6 veces pero el club de la Ribera se impuso en las tres series de eliminación directa, todas en instancias decisivas.

Boca se quedó con la final del 2000 por penales después de un 2 a 2 en la Bombonera y un 0 a 0 en San Pablo. En 2001 volvió a dejarlos afuera pero en semifinales. Fue de nuevo por penales tras dos igualdades 2-2.

En 2018 se vieron nuevamente la cara en semis, con triunfo 2-0 para el Xeneize de local y empate 2-2 de visitante. Es un historial para ilusionarse más allá del poderío de los brasileros a nivel continental en los últimos años.

Quizás pueda interesarte

Día Nacional del Cine

Día Nacional del Cine

El cine es una de las actividades de ocio más elegidas por las personas y todos los días las salas de cine de todas las ciudades de Argentina...